Para préstamos y ventas

Evaluaciones Financieras en el Sector

Los requisitos que solicitan los bancos, el Estado peruano y las empresas en general para realizar préstamos, otorgar autorizaciones y comprar salas de juego, respectivamente.


Por esta razón, la Sociedad Nacional de Juegos de Azar (SONAJA) y la Dirección General de Juegos de Casinos y Máquinas Tragamonedas (DGJCMT) trabajan arduamente para explicarles a los principales bancos del país que el sector ha mejorado respecto a años anteriores y que, al ser controlado vía online, es uno de los más supervisados a nivel tributario.

Indicadores positivos

Si SONAJA y el ente regulador tuviesen éxito, ¿cómo evaluarían los bancos a las empresas de entretenimiento que soliciten préstamos? Al igual que las compañías de otros rubros, estas entidades analizan una serie de ratios —o indicadores financieros— que les permiten tomar decisiones a mediano y largo plazo.

Uno de los más comunes es el Ebitda: los beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización. Este indicador les permite a los banqueros saber si los operadores producen lo suficiente como para no pedir muchos préstamos y, por lo tanto, no gastar demasiado en intereses.

Según el consultor financiero Gonzalo Muñoz, el sector de casinos tiene un Ebitda importante. “Los bancos aceptan indicadores mayores al 3% y ustedes (los operadores) han cerrado en un 23%”, contó el especialista en la última Convención Semestral de Casinos y Máquinas Tragamonedas (CSCMT).

Del mismo modo, están el Ebitda sobre los intereses a deuda a mediano plazo, con el que evalúan si la empresa produce lo suficiente para pagar pasivos en un tiempo no tan largo. Otros indicadores analizados por los bancos son la ratio corriente —cuánto posee la empresa en acreencias para pagar una deuda en un año— y el total de deuda versus patrimonio, con el que califican el préstamo en base a los bienes tangibles de la empresa.

Requisitos bancarios

Los bancos también solicitan otro de tipo de indicadores, como garantías inmobiliarias —compra del bien, informes de accionistas y patrimonio de la empresa— y flujos de terceros garantizados en forma irrevocable, que en el caso de los casinos se dan gracias al uso de tarjetas de crédito.

Antes de otorgar préstamos, las entidades del sistema financiero también solicitan otro tipo de informes. Piden, por ejemplo, los balances consolidados de los Ebitda, datos sobre la estructura de los casinos, algún sustento legal de las “cuentas relacionadas” de los operadores (con otras empresas) y detalles sobre los contratos de colaboración empresarial, asociación y/o participación, entre otros.

Del mismo modo, solicitan información sobre la antigüedad de las máquinas, puesto que estas son un activo importante para estos negocios, además de detallar las cuentas relacionadas y cuadrar los montos de los estados financieros con los de las cuentas auditadas y las declaraciones juradas. “Si presentamos cuentas sin auditar, ellos tienen que evaluar todas las cifras. Al auditarlas, la empresa los valida”, explicó Muñoz.

Autorizaciones de salas

DLa DGJCMT realiza evaluaciones financieras a las empresas que desean ingresar al sector para otorgarles autorizaciones de funcionamiento. Edgar Chávez, coordinador de fiscalización financiera de esta institución, explicó que con esta práctica se busca determinar la solvencia económica de la compañía: la capacidad que tiene una empresa para hacer frente a sus obligaciones.

“Es necesario demostrar que se cuenta con la suficiente solvencia para manejar un negocio. Hubo casos en los que se han presentado expedientes con patrimonio negativo. (Estos) no cumplen con el requisito”, explicó.

Chávez precisó que la DGJCMT evalúa a la empresa, y a sus socios directores, gerentes y apoderados. Luego aclaró que esta labor es de carácter permanente, pues el regulador cuenta con la potestad de solicitar en cualquier momento información.

“La Resolución Directoral señala que la DGJCMT hace uso de tres índices financieros para hacer su evaluación: solvencia, liquidez y rentabilidad (…). Sin embargo podemos considerar otros indicadores que nosotros creamos convenientes”, indicó.

Clausura y restricciones

¿Qué pasa si la empresa incumple con lo establecido por la ley? El funcionario de la DGJCMT es claro en este punto, y afirma que se ordena la inmediata clausura del establecimiento “sin perjuicio de la aplicación de las sanciones”.

“No pueden ser parte de la actividad quienes hubieran sido socios, directores o gerentes de una empresa sancionada con clausura definitiva o cancelación de autorización conforme a la presente Ley”, afirmó Chávez. También señaló que esta medida aplica para aquellas personas sobre las que haya recaído sentencia consentida y ejecutoriada de procesos iniciados por el Estado.

Además, sostuvo que tampoco pueden ser parte de la industria aquellas empresas que no paguen oportunamente impuestos derivados de la actividad. Añadió que la mejor forma de evitar problemas futuros es el pago de impuestos.

Compras de casinos

Las ratios también cumplen una función primordial para evaluar la adquisición o inversión en una sala de casinos. Felipe Olivares, director de Sonaja y CEO de Cirsa Perú, aclaró que la evaluación no necesariamente arroja un número exacto del valor de una compañía, sino una cifra estimada que implica “una serie de puntos, vertientes o variables”.

“El objetivo de realizar esta valoración es minimizar el riesgo de lo que vamos a adquirir y ser lo más transparente posible. A menor riesgo, más facilidad de comprar o fusionar la compañía”, detalló.

Precisó, después, que otro de los objetivos es verificar que el patrimonio esté correcto y que la gestión que se ha llevado a cabo en años anteriores haya tenido una buena evolución. “Para iniciar la evaluación debemos tomar en cuenta tres preguntas referidas al pasado, presente y futuro: ¿qué ha pasado en la empresa?, ¿qué vemos hoy en día?, y ¿qué tendencia tiene el negocio en el futuro?”, señaló.

En la primera de ellas se debe aplicar el proceso FODA para analizar sus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. En la parte actual se debe contar con información financiera: cuánto genera la empresa o cuánto invirtió. Y para el futuro, se tiene que observar si las tendencias son positivas o negativas.

Finalmente, Olivares precisó que otro de los factores para valorar la compañía es conocer el entorno: quiénes forman parte de la competencia, cuál es la participación en el mercado y cuál es la capacidad de crecimiento de mi empresa frente a ellos.






De juego en el Perú