Mercado potencial

La Apuesta del Poker

Perú cuenta con un creciente número de aficionados a los naipes y ha sido sede de un torneo internacional. ¿Podrá convertirse el país en un destino atractivo para estos eventos?


Nadie sabe con exactitud si surgió en China o en Europa. Lo que sí se conoce es que se expandió rápidamente por todo el mundo y que, en el caso particular de Perú, se jugó mucho antes que las máquinas tragamonedas.

Sede de torneos

De las tantos variantes del poker, la favorita de los peruanos es Texas Hold’em, una modalidad en la que participan entre dos a diez jugadores por cada mesa, con una única baraja de 52 cartas. Esta modalidad se hizo bastante popular en los torneos que se organizan en Estados Unidos.

En una entrevista a la revista CASINO, Christian Gomero, jefe de poker room del Atlantic City Casino, contó que estas competencias comenzaron a realizarse en Perú a mediados de 2003. “Antes (el poker) era solo un medio para reunirse con las amistades, pero a partir de 2006 se convirtió en algo más popular y masivo. Ante este auge, los casinos decidieron adoptarlo dentro de toda la gama de juegos de azar”, contó el responsable de la sala de naipes.

El Atlantic City fue uno de los primeros establecimientos en realizar competencias de este tipo, en el 2007. Luego se sumaron otros como el Casino El Polo, el Fiesta Casino, el Miami Casino, el Majestic Casino y el Absolut Casino, en Lima; y el Winmeier Hotel & Casino de Chiclayo, en el interior del país.

El casino Atlantic City convoca todos los meses a aficionados y jugadores profesionales a disputar un pozo que varía entre los 120,000 a 135,000 soles (35,029.18 y 43,786.48 dólares, respectivamente), que será repartido entre los diez primeros puestos. Los torneos locales, según Gomero, suelen reunir entre cincuenta a cien personas.

Competencias Internacionales

Esta misma sala de casinos realizó un torneo internacional junto a PokerStars, la mayor comunidad de juego de poker online del mundo, en el que el premio acumulado llegó a 1’080,000 dólares.

Lima también tuvo la oportunidad de ser la sede del Poker Tour Latinoamericano —LAPT, por sus siglas en inglés—, uno de los torneos más prestigiosos del mundo. ¿Será Perú, entonces, un mercado atractivo para la realización de estos eventos? César Holguín, director de contenidos del portal web PeruAllin.com, medio especializado en torneos de poker, explicó que las competencias a nivel nacional son organizadas por los propios peruanos y que aún no pueden ser catalogadas como “internacionales” debido a que los premios no superan las expectativas de los organizadores.

“(Por ahora) solo alcanzan los 5,000 dólares; a diferencia del LAPT, que llega hasta los 80,000”, precisó el también jugador de poker. Pese a esa situación su portal web y los clubes continúan promoviendo los torneos locales cada tres o cuatro meses.

Financiando el Rubro

Por su parte, Gomero contó que hace falta que las empresas privadas apoyen a las competencias, ya sea financiándolos o contribuyendo de alguna manera con la logística de los eventos.

Según el jefe del poker room, hacen falta hoteles para acoger a los participantes de los torneos de Texas Hold’em que se organizan en el país. “El extranjero que viene a competir siempre está midiendo sus costos y los gastos que realizará en esos cuatro cinco días. Por ello, el Atlantic City tiene un plan: la construcción de un nuevo hotel, con el que nos consagraríamos como una empresa de turismo”, informó Gamero.

En cuanto al nivel de los jugadores peruanos, el responsable de la sala de naipes explicó que aún es muy bajo, en comparación a otros países: “Casi ningún compatriota llega a mesas finales o a los grandes premios. En las competencias internacionales se ha visto la participación de al menos veinte peruanos, excepto en las que se desarrollan en Lima, que suelen superar esa cantidad”.

Aun con tales adversidades, el número de jugadores que intenta llegar a las competencias internacionales sigue en aumento. Los casos son distintos: mientras unos se autofinancian, otros cuentan con un patrocinador que, por lo general, es un conocido en el mundo del poker. Algunos auspiciadores compran parte del premio de los jugadores, acción conocida con el nombre de “compra y venta de valores”.

Apuestas Online

En Perú el mercado del poker en Internet es más fuerte que el presencial por muchas razones. Estas plataformas de juego conectan a aficionados para competir con otros, de manera gratuita o con apuestas de por medio, desde la comodidad de su hogar. ¿Existen empresas de este tipo operando en la web peruana? Por ahora, la única compañía con dominio en el país es la marca maltesa Betsson. Esta empresa de juegos de casinos y apuestas deportivas cuenta con oficinas en Perú (la primera sede que abrieron en Sudamérica), y hasta tiene como principal figura al futbolista nacional Nolberto Solano.

Otro portal con gran demanda peruana es PokerStars, al que muchos jugadores acceden los domingos y otros días de descanso para disfrutar de partidas de Texas Hold’em y apostar un mínimo de veinte centavos de dólar. Al parecer, el rubro tiene bastante potencial.






De juego en el Perú