Sector en crecimiento

Regulación América Latina

Varios países de la región aplican diversas políticas para ordenar a la industria del juego. Perú es uno de los modelos a seguir.


Modelos en la Región

En una primera oportunidad se explicaron los tipos de regulación que existen en la región. “En la mayoría de los países la autoridad tiene ámbito nacional, como en Nicaragua, República Dominicana, Bolivia, Costa Rica, Chile y Panamá. Pero también existen países como Paraguay y Uruguay, que cuentan con una autoridad nacional y varias locales o municipales”, explicó Fonseca. En México, la autoridad principal es la Secretaria de Gobernación, responsable del ámbito de juegos y sorteos. “También tenemos a la Secretaria de Hacienda y Registros Públicos, que es la encargada de la recaudación de impuestos”, contó el abogado de ese país Alfredo Lazcano, panelista durante el segundo día de conferencias. Manuel San Román, por su parte, informó que en Perú los juegos están regulados por la entidad que preside, la Dirección General de Juegos de Casinos y Máquinas Tragamonedas, que forma parte del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo. “Las loterías están a cargo de la beneficencia pública; las carreras de caballos, de las municipalidades”, agregó. El abogado argentino Gonzalo Masot, otro de los panelistas de esa primera sesión, explicó que su país se rige por un formato federal distribuido en 24 jurisdicciones y que cuenta con 25 autoridades en materia de regulación. “No hay avance en recaudación tributaria porque en cada jurisdicción existen reglas distintas”, precisó el también socio fundador y director general de Masot y Frettes Abogados. Del mismo modo, destacó la participación de la Asociación de Loterías, Quinielas y Casinos Estatales de Argentina (ALEA), que si bien no tiene una competencia originaria en la actividad, agrupa a todos los organismos que la regulan en el ámbito del territorio nacional.

Carlos Fonseca, Alfredo LAzcano, Manuel San Román y Gonzalo Masot.


Dimensión del Mercado

“México, Perú, Argentina y Colombia son los países con mayor número de máquinas tragamonedas en Latinoamérica”, comentó Carlos Fonseca. Según Lascano, si bien no existe un registro oficial en su país, se calcula que operan más de 300 salas. “Hay un promedio de 70,000 máquinas, distribuidas principalmente en Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara”, señaló el socio fundador y director de Lazcano Sámano S.C. Por su parte, Manuel San Román informó que en la actualidad Perú cuenta con 22 salas de casinos (57% operan en Lima y el resto en el interior del país). “Hay alrededor de 80,000 máquinas distribuidas en 700 salas”, precisó. En Argentina, el número se asemeja a México y Perú. “Podemos decir que en los últimos años existen entre 60,000 y 75,000 máquinas”, indicó Masot. En ese país las slots están distribuidas, en su mayoría, en la provincia de Buenos Aires (22,000 máquinas), Ciudad Autónoma de Buenos Aires (6,000), Mendoza (5,000), Santa Fe (4,000) y Córdova (3,000).



Fortalezas y Desventajas

Colombia, cuya entidad reguladora es Coljuegos, se encuentra en un proceso de interconexión de sus máquinas tragamonedas que tiene como fin mejorar los estándares del sector y promover su profesionalización. “Lo bueno es que a la fecha el 71% de operadores lo está haciendo, y eso es una buena señal. Nos mantenemos con el cronograma ya establecido. Las reglas están claras y quienes no cumplan con esas fechas, no continuarán como operadores”, aseguró Cristina Arango, presidenta de Coljuegos, en declaraciones a la revista CASINO, Turismo y Entretenimiento. Durante su exposición en el último día de la Conferencia de Otoño, Arango señaló que le ha tocado ordenar un mercado que se inició de manera informal en Colombia. “No ha sido fácil, pero seguimos trabajando de manera transparente. Es un mercado interesante y con potencial”, finalizó. En Argentina la realidad es distinta, ya que cuenta con varias autoridades del juego, lo cual hace que el desarrollo normativo unificado resulte complicado. “Ese marco no tiene una competencia territorial originaria genuina; es la unión de voluntades de muchos, y eso hace que resulte mucho más segmentado y que se carezca de criterio”, contó Masot.

Karen Sierra, drectora para LatinoAmérica de GLI.


Propuestas y Proyectos

Desde 1947, México cuenta con una ley federal que, según los especialistas, urge actualizar. La buena noticia es que el país va en esa dirección y actualmente cuenta con una iniciativa que es evaluada en la Cámara de Senadores. “La ley vigente se concentra en solo tres elementos: la relación con la autoridad, los operadores y algunas disposiciones sobre los usuarios. Pero nuestra industria está compuesta por otros jugadores importantes”, explicó Lazcano. Se tiene previsto que el proyecto se apruebe en los primeros meses del 2016. Rodrigo Guíñez, gerente general de la Asociación Chilena de Casinos de Juego, participó en el segundo panel sobre Latinoamérica, en el que informó que estima un proceso de licitación por 700 millones de dólares en casinos. Para mejorar la regulación a nivel regional consideró que se debe fortalecer la relación entre operadores, proveedores, colaboradores y autoridades, ya que los problemas que enfrenta la industria los afectan a todos ellos. Tras dos días de profundo análisis, se puede asegurar que la mirada del mundo está puesta en Latinoamérica. En la región se destaca el avance serio y ordenado de la regulación, que busca convertirla en un mercado atractivo y, sobre todo, competitivo.