Logros y retos

Avances en Perú

Las mejoras para la industria peruana y los desafíos a los que deberá enfrentarse en los próximos años.


El regulador también impulsó hace poco, junto a la Sociedad Nacional de Juegos de Azar y el Centro de Formación Turística (Cenfotur), un programa de certificación laboral para profesionalizar y volver más competitivos a los trabajadores del sector —dealers y azafatas, entre otros—, que suelen formarse básicamente con la experiencia en su centro de trabajo.

Además de trabajar en la actualización de la normativa para incluir nuevas modalidades —como las apuestas deportivas, juegos online, sportbooks y sistemas progresivos— la DGJMT se encuentra implementando el Sistema Integral de Casinos.

Este complejo servidor, que todavía está en prueba, permitirá que los empresarios gestionen cualquier tipo de procedimiento administrativo de manera virtual y en menos tiempo.

La industria peruana destacó el año pasado también por ser sede de eventos internacionales, como las conferencias conjuntas de las Asociación Internacional de Reguladores del Juego y el Máster Internacional de Ley del Juego.

Rubén Solórzano, gerente general del Peru Gaming Show, una de las ferias que se realizan anualmente, resaltó la participación de los operadores del interior del país en los encuentros del sector. “Ellos ahora tienen otra visión del negocio. Esto hace que Perú se presente como (…) una industria muy formalizada ante otros países de la región, y sea vista de una manera (…) más madura”.

Principales Retos

Así como avances, el sector nacional también tiene algunos desafíos. Están, por ejemplo, las obligaciones que la Oficina Nacional de Gobierno Interior exige para la entrega de premios; como el envío de comprobantes de pago, aun cuando los regalos se compran al crédito. Otro problema es la demora en la entrega de licencias de funcionamiento por parte de las municipalidades.

Los hábitos de consumo de los nuevos jugadores son otros de los desafíos de la industria peruana. En algunos países se está buscando la manera de atraer a la nueva generación de jugadores: los famosos millennials, aquellos que nacieron entre la década de los ochenta y noventa.

Fredy Gamarra, gerente general de Sonaja, identificó a esta nueva generación de clientes como personas acostumbradas a la tecnología. “(…) les gusta ir al casino por el hecho de estar con la gente, en un ambiente cómodo: atención, música, etc.”, explicó en declaraciones a la revista CASINO. Por último está el gran reto de mejorar la imagen de la industria ante las entidades financieras y los organismos de prevención de lavado de activos.






De juego en el Perú