Nuevos avances

Soluciones de Seguridad

Los programas de big data y la posibilidad de que puedan emplearlos para asegurar que en los casinos se realicen transacciones limpias.


Pese a los avances, aún no existe una tecnología capaz de hallar transacciones de dinero de “dudosa procedencia”. Las empresas, por el momento, solo cuentan con algunos procedimientos y protocolos —como la implementación de programas de cumplimiento normativo y la contratación de consultorías que ofrezcan el mismo servicio— que pueden alertar a las empresas del sistema financiero sobre estos hechos.

Posible Solución

Los casinos también emplean estas políticas para evitar que se filtre en sus máquinas dinero de “dudosa procedencia”. Al igual que algunos bancos, emplean complejas plataformas de big data para registrar y clasificar patrones sospechosos, que puedan reportar luego a los entes reguladores. Un proceso similar es usado por las agencias de aduanas e instituciones que recaudan impuestos en distintas partes del mundo. Estos programas emplean complejos softwares —como Apache Hadoop— para procesar y distribuir la información adquirida a algunos de los servidores de la empresa. Luego la analizan y elaboran, en base a esos datos, modelos predictivos para detectar casos de fraude en el futuro.

Otras Alternativas

Los programas de big data se emplean en algunos casinos para detectar casos de juego compulsivo. La empresa Sky Betting and Gaming, por ejemplo, diseñó un software de este tipo con el fin de descubrir comportamientos extraños y, en otros casos, transacciones sospechosas.

Otra de las compañías dedicadas a brindar este servicio es Fiserv, que presento en setiembre de este año a Risk Manager AML de Casinos, una de las soluciones más recientes en lo que respecta a ese tema.

El programa ofrece nuevos análisis predictivos y visualización para la detección de actividades sospechosas y perfiles del comportamiento y del dinero que invierten los clientes, además de cuantificar la mitigación de riesgos a través de la investigación y gestión de alertas.

Cadena de Bloques

Esta tecnología denominada blockchain consiste en la elaboración de una base de datos de transacciones en la red de bitcoin, compartida por todos los nodos (las computadoras que participan en la red).

Andrea Castillo, analista de investigación en el Mercatus Center de la Universidad George Mason y autora de dos libros sobre el bitcoin, afirmó que el blockchain tiene el potencial para reestructurar la naturaleza de la banca y de los negocios en general.

Esta nueva tecnología permite que se registre cada acción que se produce en la red de la cadena, de tal manera que se puede identificar quién es la persona que realizó la transacción. “Si yo estuviese interesada en lavado de dinero, bitcoin sería lo último que usaría”, comentó Castillo.


Este tipo de pago ha brindado soluciones a los desafíos que ha enfrentado el juego en línea. Por ejemplo, en Estados Unidos, donde la demanda es alta, los jugadores han encontrado una manera fácil y cómoda para realizar apuestas y cobrar premios con bitcoins.


El caso se discute con mucha más fuerza en la última jurisdicción, donde, luego de una pericia, el Ministerio de Justicia y la El precio de las acciones de Intralot fue de 1.38 euros (1.52 dólares americanos), lo que representa un 8.61% menos y un aporte de 0.24 puntos negativos. Una cifra similar es la que presentó Everi Holding que aportó 0.55 puntos negativos, luego de que sus acciones se cotizaran en 3.82 dólares, un 18.38% menos. Para cerrar, Galaxy Gaming Inc. aportó 0.02 puntos negativos. El precio de sus acciones fue de 0.20 dólares americanos (16.67% menos).

Balance Previo

Para muchos esto es solo el inicio de una serie de mejoras en los controles tecnológicos, que terminarán por desterrar una actividad ilegal que amenaza a todo el sector empresarial.

Por el momento, la clave para asegurarse de que en sus establecimientos se realizan transacciones seguras parece estar en aprender a diferenciar a los buenos jugadores de los fraudulentos y a los VIP de los compulsivos. Al menos hasta que se diseñe un programa capaz de detectar los flujos de dinero que provengan de actividades ilícitas.