Aventura inolvidable

Un viaje al paraíso alemán

Descubra y sumérjase en uno de los paisajes más maravillosos y mágicos que esconde Europa: la Selva Negra.

La magia que envuelve a este lugar sirvió como fuente de inspiración para crear leyendas y cuentos para niños como “La caperucita roja” y “Blanca Nieves”. Se le denomina Selva Negra porque, al caer la tarde, los enormes árboles que rodean el paisaje no dejan entrar ni un rayo de luz, oscureciéndola completamente. Pero durante el día el panorama es distinto.

El clima es agradable todo el tiempo, ya sea invierno o verano; hasta la caída de nieve tiene un encanto muy particular. Caminar y visitar los pueblos que la rodean es conocer de cerca la cultura, arquitectura, costumbres y la buena gastronomía que hacen de esta región un lugar de ensueños para los viajeros. Otras de las virtudes que guarda este hermoso paisaje son la posibilidad de practicar deportes al aire libre, disminuir el estrés en los baños termales y visitar uno de los casinos más bellos del mundo.

Adrenalina Familiar

La diversión está por comenzar. Los centros recreativos tienen preparada una serie de actividades para la familia. Aquí podrá disfrutar de deportes de aventura como parapente, kayak (similar al canotaje), escalar formaciones rocosas, pasear en bicicleta por senderos montañosos o pasear a caballo.

Para los niños existen lugares como el Europa Park, uno de los mejores parques del viejo continente y el más grande de Alemania, que abrió sus puertas por primera vez en 1975. El centro recreacional cuenta con más de cien atracciones, que incluyen diez montañas rusas y el patinaje artístico. Incluso para que los turistas conozcan más de Europa, este parque ha creado trece áreas temáticas, en las que presenta la arquitectura, vegetación y gastronomía del continente.

Este abanico de entretenimiento lo hará vivir todo tipo de emociones, y qué mejor si es compartiendo con la familia o amigos. Será su mejor aventura, y de seguro convertirá a este Europa Park en uno de sus favoritos.

Liberando el estrés

Pero, ¿qué se necesita para sacarle el máximo provecho al networking? José María Camps, presidente de AgioGlobal, brinda algunas recomendaciones al respecto.Sobre las laderas de la Selva Negra, está la elegante ciudad balneario Baden-Baden, conocida mundialmente por sus doce fuentes termales, desde donde brotan las aguas a 68 °C. Hacer una pausa en este singular balneario será la manera perfecta de liberarse de las tensiones y vivir un ambiente tranquilo, como en algún momento lo hicieron emperadores, artistas y burgueses.

Hay turistas que visitan estos baños termales con el fin de curar sus problemas circulatorios, de estrés y reumatismo, obteniendo buenos resultados. Entre las instalaciones más emblemáticas tenemos a Las Termas Caracalla y los baños irlandeses-romanos de Friedrichsbad.

Sumergirse por unas horas en un mundo lleno de pureza y dejarse llevar por sus aguas lo hará desconectarse de lo cotidiano en un lugar reconfortante, que es conocido desde la época de los romanos.

Elegancia Historica

Si busca vivir emociones, sin duda el Casino de Baden-Baden podría ser una de sus mejores apuestas. Su historia data desde 1809, cuando los visitantes de élite de todo el mundo —especialmente franceses de la alta sociedad— lo escogían como punto de encuentro para realizar sus apuestas.

Es un lujoso edificio que cuenta con 113 máquinas tragamonedas y 24 mesas de juego, en las que podrá encontrar poker, ruleta americana y ruleta francesa, entre otros. Los turistas que han ingresado a este recinto han quedado impresionados por su belleza y elegancia que perdura en los años.

El Casino de Baden-Baden recibe a sus privilegiados visitantes todos los días, entre las 2:00 p.m. y 2 a.m. Su belleza lo ha convertido en una especie de museo, en el que los turistas pueden ingresar como jugadores y como visitantes.

Gastronomía

Selva Negra también es rica y variada en su gastronomía, que los visitantes no deben dejar de disfrutar durante su estadía. Las chuletas de cerdo ahumadas, la ensalada de papa y las albóndigas, son algunos de los principales platos típicos de la región. Tan importante como la comida son los vinos elaborados en este lugar. Entre ellos se encuentran Lemberger, Riesling, Kerner o Müller-Thurga. Si quiere disfrutar de una cerveza, se recomienda la Pilsen, la Dunkel y la Altbier, que se caracterizan por ser oscuras o muy maduras.

Y el postre bandera, que se ha hecho conocido en todo el mundo y es el más famoso de Alemania, es la auténtica torta selva negra. Esta torta está hecha a base de chocolate, chantilly y frutas procedentes del bosque, y en su interior está rellena de cerezas.

RECUADRO

Mercadillos navideños

Uno de los encantos que tiene la Selva Negra son los mercados de Navidad. En este lugar hay distintos puestos con productos artesanales y vino caliente, donde además se oyen los famosos villancicos. Es uno de los lugares más visitados para pasar la noche buena: pueblecitos cubiertos de nieve y adornados con luces navideñas.

Cuando cae la noche, los turistas se dirigen hacia un lugar secreto en las montañas de la Selva Negra. Se trata del mercado de navidad de Ravennaschlucht, situado en una garganta rocosa, bajo el puente del ferrocarril. Es considerado, por muchos, como el mercadillo navideño más romántico de Alemania.







Opinión

    ¿Cómo generar engagement en nuestra organización? por Renzo Espinoza
    Edición N°129

    Industria Online en Alderney por Susan O'Leary
    Edición N°129

    Requisitos para Homologar Slots por Renzo Piaggio
    Edición N°129